Ericka Santiago

 

El yôga llegó a mi vida hace muchos años. Las recomendaciones eran bastantes y me hablaban de sus múltiples beneficios. Qué miedo nos da comenzar algo nuevo, salirnos de nuestra zona de confort...Muchas resistencias salen y las excusas y los "pero" sobran. Hasta que un día decidí seguir esa corazonada. Me lanzé y bueno, ¡qué viaje ha sido! Con el tiempo no solo se me aliviaron los dolores físicos, sino que me llevó a conocerme y trabajar en mí desde el amor. El estrés disminuyó y mi sistema inmunológico se reforzó. Se transformó la forma en la que me relacionaba con el mundo, viviendo ahora con más presencia y gratitud. 

Día a día, el yôga a través de cada postura, de cada respiración y de cada sonido, siempre acompañado de una intención, me sigue llenando de herramientas para convertirme en la mejor versión de mí misma y manifestar la vida que quiero vivir. 

Soy una Sadhaka (eterna aprendiz) y te invito a compartir y a vivir esos cambios que sí o sí trae el yôga a nuestras vidas. No te arrepentirás!

 

Diana Dittel

 

Instructor 4

 

Instructor 7

 

Instructor 10

 

Emi Dittel

 

Instructor 5

 

Instructor 8

 

Instructor 11

 

Isis Dittel Dittel

 

Instructor 6

 

Instructor 9

 

Instructor 12